Proyección continental del Corredor Bioceánico

“Tenemos que integrarnos más. Por eso, iniciativas como el Corredor Bioceánico entre Brasil, Paraguay, Argentina y Chile son iniciativas que vale la pena proyectar en el resto del continente”.

El Presidente de Chile puso así al Corredor Vial- que viene desde Mato Grosso do Sul a los puertos del norte de Chile – como un ejemplo a seguir en América. Su afirmación partió al señalar que “si en Europa cerca del 80% de su comercio es entre sus propios miembros, en América sólo es el 15%. Estamos muy atrás; tenemos que integrarnos más”. El Presidente Gabriel Boric lo expuso en su discurso oficial, en la jornada de clausura de la reciente Cumbre de las Américas, ante los demás Presidentes y delegaciones oficiales de todo el continente.

Vale la pena destacar la proyección continental dada así  a esta obra cuatrinacional, que tiene a Antofagasta y a todo el norte de Chile como protagonistas. Ello nos lleva a reflexionar si en nuestras propias regiones le estamos otorgando la misma importancia, siendo actores principales. Y, en ese sentido, satisface constatar que una muestra de creciente interés fue la participación de una nutrida y variada delegación de autoridades regionales, municipales y de organismos públicos, así como de algunos empresarios, en un Foro sobre “La Integración del Corredor Vial Bioceánico” , que tuvo lugar el 26 y 27 de mayo en la Asamblea Legislativa de Mato Grosso do Sul, en Campo Grande, capital de ese Estado brasileño.

Pero para que esto se traduzca en hechos, será necesario dar continuidad a los acuerdos logrados en ese evento. Esto debe ocurrir, por ejemplo, en el ámbito de los Gobiernos Regionales, para lo cual se acordó una actuación conjunta de los gobiernos subnacionales por donde transcurre el Corredor, tanto en Chile como con las provincias de Salta y Jujuy, los departamentos paraguayos y el Estado de Mato Grosso do Sul. También deben coordinarse estos territorios a través de sus respectivos municipios, para lo cual se firmó un Convenio de Cooperación Comercial, Económica y de Productividad entre las Municipalidades involucradas en el Corredor, además de formarse un Comité de Promoción Turística entre esos organismos. En el ámbito empresarial sólo se conocieron ofertas de productos y de servicios logísticos, en especial de transporte ferroviario y portuario, pero no se generó alguna coordinación entre organismos gremiales empresariales.

Según conclusiones difundidas por la Asamblea Legislativa de Mato Grosso do Sul, estos acuerdos “impulsarán el turismo a lo largo del Corredor y permitirán que todos los municipios se conviertan, en adelante, en personajes activos de las relaciones regionales y promotores del Corredor. Se creó un eje, para que los municipios puedan, desde el inicio, organizar misiones, realizar estudios de interés común, intercambiar informaciones comerciales, incentivar inversiones en los territorios y articular acciones para favorecer los distintos medios de transporte”. 

Estando ahora más claros los objetivos y las instituciones para ejecutar las acciones necesarias, sólo falta que tanto los Gobiernos Regionales como los Municipios -de todo el Corredor Bioceánico Vial- sigan trabajando efectiva y coordinadamente entre ellos, así como esperar que se logre también una participación empresarial organizada. 

 

Herman Cortés C.

Investigador de IDEAR – UCN